Ejercitarse en la juventud: clave para una sana vejez

Hemos escuchado un millón de veces que hacer ejercicio es bueno para ti; sabes también que realizar múltiples disciplinas durante tu infancia y tu adolescencia te proveerá de diferentes habilidades coordinativas y que aumentarás tu capacidad de estudio. Y no, no lo digo yo, es cierto. Hay estudios que demuestran que tener dominio de diferentes habilidades favorece tus habilidades para estudiar. Es más, te daré un ejemplo para que me creas: los niños que aprenden a saltar la cuerda durante el preescolar tienen mayor facilidad para aprender a leer, a escribir y a resolver problemas de matemáticas; es simple, se llama cadencia o ritmo.


Una vez que sabemos lo anterior, te puedo decir que todas las habilidades que desarrolles a lo largo de tu vida serán pieza fundamental para tu desempeño laboral. Seguramente habrás oído a los adultos decir: “sí dormí, pero no descansé”. Bueno, esa gente generalmente no tiene actividad física durante su día, por lo tanto, no genera hormonas de felicidad para mejorar su humor y así liberar el estrés de cada jornada... Hay otro grupo de personas, cuya actividad física es el equivalente a 50 minutos o menos de ejercicio diario, eso les es suficiente para sentirse mejor a lo largo de la jornada laboral y en general en su día completo.


Considera lo siguiente: hay una investigación que hizo Harvard University que señala que al menos 15 minutos de ejercicio diario aumentan hasta tres años tu promedio de vida. La evidencia más reciente muestra que el ejercicio, no sólo fortalece tu corazón y puede adelgazar tu cintura, sino que la actividad física regular puede en realidad disminuir el proceso de envejecimiento a nivel celular y potencialmente ¡agregarle años a tu vida!


Otro estudio reciente descubrió que los hombres y las mujeres en sus 70 años que hacen ejercicio con regularidad tienen el corazón, los pulmones y la aptitud muscular de personas sanas 30 años más jóvenes. "Nos sorprendió", dice Scott Trappe, director del Human Performance Laboratory en Ball State University y autor de ese estudio, “asumimos que a medida que nos hacemos mayores, nos volvemos frágiles y débiles. Pero sólo mirando el músculo de los deportistas mayores en comparación con los más jóvenes, no pudimos saber quién era joven y quién era mayor".


Con esto no quiero decir que te vuelvas un atleta de alto rendimiento, poniendo de ejemplo a Cristiano Ronaldo, a Messi, Rafa Nadal, Lebron James, Usain Bolt o tu atleta de preferencia, simplemente digo que hacer ejercicio a veces no es por vanidad o porque quiera que te vuelvas una súper estrella, sino que te lo digo por tu salud en la vejez, para que puedas volver tus músculos fuertes y para que tu densidad ósea aumente y así tengas un cuerpo mejor preparado para cualquier cosa que tú quieras realizar.


Ahora bien, si no sabes cómo empezar o te da pena, tranquilo, tranquila, al igual que tú todos hemos sido novatos en algo en algún momento de nuestra vida, no sólo en el deporte, incluso en nuestra labor como profes, pues fuimos adquiriendo experiencia a través de nuestros errores. Puedes empezar con salir a caminar o ir a preguntar por clases o entrenamiento en algún deporte; en la actualidad hay muchas formas diferentes de ejercitarse, y dentro de nuestra ciudad hay una actividad para ti: puedes probar box, MMA, crossfit (tengo un gimnasio, pregúntame), gimnasio convencional o de pesas, zumba, body pump, clases de spinning, yoga, karate, natación, futbol, básquetbol, flag futbol, tenis, ultimate, entre muchas más actividades que hay en nuestra localidad.


Tienes todos los días una nueva oportunidad de empezar, confía en ti y, sobre todo, confía en los procesos que debes llevar, ya que no de la noche a la mañana serás experto o experta, hay que empezar desde abajo para mejorar.




41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo