¿Responsabilidad hoy?

Es importante reflexionar sobre la relevancia que ha adquirido el valor de la responsabilidad. No nos confundamos, no es que se le haya minimizado antes, sino que con todo lo que hoy en día implica un descuido en nuestra salud, las consecuencias pueden ser muy lamentables; pero, ¿será que sólo es importante en la salud?


A raíz de los cambios en nuestros hábitos y rutinas desde que empezó la pandemia, se han hecho a un lado cosas prioritarias como la educación, la convivencia, el esfuerzo, el planteamiento de propósitos, entre otros, y después de año y medio del inicio de este cambio, retomar dichos hábitos ha sido todo un reto. Los nuevos esquemas de interacción social han puesto a prueba nuestra capacidad de adaptación, y ¿por qué no?, también nuestra habilidad para plantear el rumbo de nuestra vida, y es aquí en donde este valor levanta la mano y entra en juego como nunca lo había hecho: la responsabilidad hacia uno mismo de continuar una vida, de luchar por materializar los sueños, anhelar, crecer, trascender y sentirse vivo son sólo algunas de sus recompensas.


Si vemos la situación un poco desde este enfoque, nos daremos cuenta que la salud es sólo uno de los brazos de este bello valor y que, al hacerlo efectivo en nuestro día a día, la satisfacción y el bienestar pueden ser nuestros amigos inseparables.


Así que cuando algún pensamiento negativo ronde por nuestra mente, o nos esté costando retomar algo, recordemos lo siguiente:


¡Que viva la RESPONSABILIDAD!



42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo