¿Cómo se forman las Teorías Conspirativas?

¿Cuál será la razón de que la gente esté tan enganchada a las teorías como las de los illuminati o con las de un grupo de poder que manipula todos los acontecimientos del planeta? Lo que vas a leer a continuación tiene el propósito de demostrar por qué a la gente le atrae la idea de las teorías conspirativas, que son aquellas que se usan como teorías alternativas a las oficiales. Se mostrará la psicología detrás de esto y se darán a conocer algunos ejemplos de las teorías más aceptadas a nivel global.


Como muchos sabemos, los sucesos de más grande importancia siempre conllevan un gran misterio detrás, como por ejemplo, el ataque a las Torres Gemelas, el asesinato de John F. Kennedy o, incluso, la muerte de Hitler. Muchas pruebas han sido dadas a conocer para probar que las acusaciones por parte de los conspiracionistas son falsas, pero cada vez hay más teorías que son aceptadas por la gran mayoría del público. Pero, ¿por qué pasa esto, qué hace a este tipo de material volverse tan aceptado y controversial? El periódico El País lo explica de manera muy sencilla: “los hechos y los argumentos racionales no son muy eficaces a la hora de alterar las creencias de la gente. Esto se debe a que nuestro cerebro racional está equipado con mecanismos neurológicos evolutivos no demasiado avanzados.


En 2015, la Universidad de Cambridge llevó a cabo encuestas en Inglaterra y concluyó que la mayoría de los ingleses marcaban una casilla cuando se les preguntaba si creían en alguna de las 5 teorías conspirativas presentadas. Estos fenómenos se benefician de la creencia popular, por lo tanto, entre más impacto tenga un suceso, más teorías se desarrollan sobre éste y, por consiguiente, hay más probabilidades de que una teoría empiece a ganar popularidad. Varios expertos coinciden en que al tener una sensación de descontrol sobre tu vida, eres más susceptible a creer en este tipo de conspiraciones. Una forma de entender la conspiranoia sería como la constante obsesión de creer que sucesos de gran escala o importantes para la sociedad son de alguna forma manipulados o fueron planeados por alguien o por un grupo de poder superior.


Existen muchísimas teorías conspirativas, algunas muy famosas y que todo el mundo conoce y discute día a día, como por ejemplo, las siguientes:


La primera teoría conspirativa de la que vamos a hablar es el falso alunizaje, y creemos que es de las más famosas. Ya todos conocemos un poco sobre esta teoría, pero, en pocas palabras, se dice que la llegada a la luna hace 52 años fue falsa, y que todo eso fue un montaje de Hollywood dirigido por el cineasta Stanley Kubrick. Esta teoría empezó a cobrar fuerza rápidamente gracias a libros como Bad Astronomy, en el cual el astrónomo Philip Plait resume esta teoría: la NASA descubrió un error fatal en su cohete, así que lo lanzó sin tripulación mientras envió a los astronautas a un plató de Nevada para simular toda la misión espacial. De hecho, según The Washington Post, se trata de una de las primeras teorías de la conspiración que tuvo éxito entre los ciudadanos estadounidenses.


En resumen, por muchos detalles como las sombras reflejadas en el espacio, la iluminación, las estrellas, entre otros, se cree que pudo haber sido todo un montaje, y aunque la NASA ya lo haya desmentido, la gente seguirá hablando de esto por un buen tiempo.


Hace 50 años, el 22 de Noviembre de 1963, Lee Harvey Oswald asesinó, con dos disparos de rifle, a John F. Kennedy, el presidente de los Estados Unidos. Se capturó al culpable, pero fue víctima de un atentado a los dos días de su captura. Desde entonces, hay muchas teorías acerca de si actuó solo o era parte de un complot. Muchos creen que la mafia estaba detrás, otros dicen que la CIA, los cubanos de la isla o los cubanos exiliados; incluso, se sospecha del director del FBI y de su sucesor. Todavía hay muchos informes importantes que siguen clasificados. Va siendo hora de publicarlos para desmentir estas teorías.

Aparte de éstas, hay muchas más, como la clásica de que tal famoso no murió y solo fingió su muerte, de hecho, como ya sabemos aquí en México, se ha hecho la costumbre de que muere alguna persona famosa y al día siguiente comienzan los chismes en televisión, como el caso de Juan Gabriel, que supuestamente nunca murió y va a salir a la luz en tal día, o de que Jenny Rivera tal cosa… A veces los humanos no podemos creer que el cantante con el que crecimos simplemente murió por un choque y necesitamos una explicación igual de fuerte que su muerte. Pero hay otras teorías mucho mejor elaboradas y más creíbles, como la de Tupac Shakur, el que es considerado el mejor rapero de todos los tiempos, o hasta del mismísimo Elvis Presley.

En conclusión, las teorías conspirativas llenan el vacío que dejan los eventos desconocidos, éstas se usan para presentar alternativas a las versiones oficiales. Con base en lo revisado anteriormente, podemos obtener la respuesta a la pregunta con la que iniciamos: ¿por qué nos encantan las teorías conspirativas? Porque profundizan divisiones y conflictos internos en la sociedad, incluso las han hecho parte de su identidad social, las teorías cada vez aumentan y con eso se empiezan a volver más creíbles. “Entre más a menudo ves algo, se vuelve más familiar, y entre más familiar es algo, se vuelve más creíble”, dice Jeff Hancock; y también sucede que “hay un vínculo entre el estrés y la susceptibilidad a las teorías conspirativas”, afirma el psicólogo Mike Wood.


Nuestras investigaciones nos llevaron a nuevas respuestas y expectativas, de modo que sería adecuado dialogar más abiertamente al respecto, creando grupos de discusión acerca de esto. Todavía nos queda mucho por descubrir e investigar sobre las teorías conspirativas, pero para esto necesitamos de la sociedad para adquirir más conocimientos de los ya adquiridos y así compartirlo con otras personas.


Esta información es para ustedes, esperamos que ahora cada vez que se presente una situación donde las teorías conspirativas formen parte de la plática, puedan ser capaces de decidir qué información es correcta y cuál no es útil para determinar los hechos de algún suceso que sea el tema de la conversación.





Bibliografía:


Lorch, M. (8 de agosto de 2017). “Por qué la gente cree en las teorías de la conspiración y cómo conseguir que cambie de opinión”. El País. Recuperado el 18 de marzo de 2021 en: https://elpais.com/elpais/2017/08/23/ciencia/1503498083_674014.html.


Mulet, J. (5 de julio de 2019). “A JFK no lo mató una bala mágica”. El País. Recuperado el 18 de marzo de 2021 en: https://elpais.com/elpais/2019/07/05/eps/1562339143_281205.html


BBC Noticias.“Por qué hay tanta gente que cree en las teorías de conspiración”. BBC News Mundo.Recuperado el 18 de marzo de 2021 en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional.47214878

47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo